Tutores de plantas en Huertas

tutor cincoHace un par de meses estuve viajando por el sur de Chile. Específicamente por la Carretera Austral, donde se encuentra el parque Nacional Pumalín, construido por el recién fallecido Douglas Tompkins.

En uno de los campings al comienzo de la carretera en Caleta Gonzalo, tienen una Huerta bastante grande y bien mantenida. Lamentablemente no pude conversar directamente con las personas que cuidan de ella, para preguntarles sobre los sistemas que utilizan de cultivos. Pero si pude recorrerla, tomar fotos y darme cuenta que también hacen compost  y tienen un gallinero cercano de donde probablemente extraen abono para la huerta y huevos. Además de grandes invernaderos para proteger a los vegetales de las bajas temperaturas que hay por esas zonas. Estuve en época de verano, por ende pude apreciar la mayoría de los cultivos que tienen. Además de probar una de sus deliciosas lechugas.

En este post quería hablarles de los tutores para huertas en terrenos más extensos. Ya hemos posteado hace algún tiempo los tutores para macetas. Pueden pinchar el link para revisarlo. Algunas de las hortalizas que sembramos como por ejemplo los guisantes, los pepinos, pimentones y tomates necesitan de tutores. Los tutores no sólo nos sirven para proteger las plantas del viento, sino que también para evitar que sean pisadas, para optimizar el espacio en el huerto, para evitar que sus frutos se pudran al contacto con el suelo y para mantener los tallos en pie ya que muchos de ellos son frágiles.

Lo ideal es construir los tutores cuando las plantas tienen alrededor de 20 o 30 centímetros. Para así no dañar sus tallos y para poder ir dándoles forma mientras van creciendo.

Los tutores se deben construir con palos (algunas personas ocupan también otros materiales, aquí hago un incapié si es que desean utilizar metal; tengan cuidado con su oxidación, ya que puede estropear nuestras plantas)  y luego enterrarlos en la tierra para que se sostengan, preocupándonos siempre de no dañar las raíces de las plantas.

Es importante al momento de atar la planta al tutor, no apretarla mucho, para que así el tallo tenga suficiente espacio para crecer. Es importante también siempre estar observando las plantas que tienen tutor. Ya que van a ir creciendo de forma orgánica, y nuestra labor no es simplemente atarlas, sino que entender cuál es esa forma orgánica que tienen de crecimiento para luego ayudarlas a que lo continúen con menor dificultad.

Aquí algunas ideas de diferentes  formas de tutores:

tutor 3 tutor 2 tutor 1 tutor uno tutor 2 tutor 3 tutor cinco tutor 4

Related posts:

Esta entrada fue publicada en Consejos Mr. Urbano. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*