La Huerta Gandaya: El Invierno

 Rucula - Huerto de UrbanoDespués de un pequeño parón invernal, volvemos a la carga para seguir contando cómo evoluciona la Huerta Gandaya. Y como lo prometido es deuda, lo primero que vamos a hacer es explicar el significado de nuestro nombre.

Gandaya es una palabra de nuestra tierra, Extremadura. Proviene del castúo, un habla propia de la zona geográfica en la que vivimos, y significa comida, sustento. Y esto es precisamente a lo que nos dedicamos, a producir comida de forma sana y sostenible.

Pero también tiene otra acepción poco conocida en el castellano: buscarse la vida; que es más o menos lo que intentamos hacer todos en estos días. Por estos motivos, Gandaya es el nombre que elegimos y que nos representa.

coliflores

 Una vez explicado lo del nombre, volvamos a la huerta. Una huerta que sufre los rigores de los meses más fríos del año. Por eso, para muchos, Diciembre y Enero son meses de transición, en los que apenas se trabaja con los vegetales y el poco trabajo que se realiza es de preparación para la primavera.

Y aunque quienes opinan así tienen algo de razón, lo cierto es que buscando las especies adecuadas y con algunos cuidados extras, se puede mantener el huerto en producción durante todo el año, como nosotros intentamos conseguir.

romanescu - Huerto de Urbano

A día de hoy, seguimos recogiendo las últimas crucíferas, mientras vemos crecer las habas y los guisantes. No paramos de recolectar lechugas y acelgas, mientras los ajos y las cebollas engordan cada día. En fin, que siempre hay algo para cosechar si se tuvo la precaución de sembrarlo antes.

Aún así, el invierno da problemas, por supuesto, sobre todo a causa del frío y de que las horas de luz se reducen considerablemente. Muchas plantas se hielan y, en general, todas ralentizan su crecimiento por falta de sol. No hay que preocuparse por esto y sí tener mucha paciencia y respetar los ciclos de la Naturaleza.

lechuga helada

También hay trucos que nos pueden ayudar a pasar de la mejor manera este tiempo. Por ejemplo, a los ajos y otras plantas se les puede echar una capa de ceniza por encima, que además de aportar nutrientes a nuestros cultivos, los protege un poco de las heladas. O usar directamente un cobertor para tapar las plantas, ya sea un plástico a modo de invernadero o una manta térmica.

ceniza ajos

Otra cosa que los hortelanos aprovechan para hacer en este tiempo es el aprovisionarse de estiércol. Es un período ideal para ir formando montones de estiércol en un rincón de nuestra huerta y para ir esparciéndolo por aquellas partes de la misma que no tengamos ocupadas con ningún cultivo. De esta forma se va incorporando poco a poco al suelo y conseguimos que nuestra tierra se mantenga fértil por más tiempo.

Se suele decir que el de mejor calidad es el de oveja, pero cualquiera que podamos obtener con facilidad será un recurso estupendo para el huerto.

Y hasta aquí hemos llegado en este post. En el siguiente os contaremos algo sobre la preparación de semilleros, pues estamos llegando a la fecha ideal para comenzar a preparar los típicos del huerto de primavera-verano: calabacines, tomates, pimientos, cebollas, etc.

Related posts:

Esta entrada fue publicada en Entrevistas. Guarda el enlace permanente.

Una Respuesta a La Huerta Gandaya: El Invierno

  1. Victor Charlin de Groote dijo:

    Buena vida la que eligieron…muchas felicidades, paciencia, y meditaciòn. Un abrazo grande para Michael.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*